¿Hablas con tu perro?

Que los perros entienden lo que les hablamos sus dueños,  no es una noticia nueva. Lo sabemos claramente quienes les hablamos cada día y nos dan muestra de que nos entienden perfectamente las indicaciones que les vamos dando.  

Tampoco es nueva la noticia de que la Ciencia lo demostró hace un año:  el equipo de Attila Andics, autor principal del trabajo y científico en el departamento de Etología y del grupo de investigación de Etología Comparada MTA-ELTE de la Eötvös Loránd University en Budapest (Hungría), demostró que el cerebro de los perros funciona de la misma manera para distinguir las palabras y la entonación. “Usan mecanismos cerebrales muy parecidos a los humanos”,

hbla2

En el cerebro humano, el hemisferio izquierdo  se encarga del significado de las palabras  mientras que el derecho se encarga de interpretar su entonación. Así , analizando por separado lo que decimos de cómo lo decimos nos permite llegar en milésimas de segundo  a un significado conjunto. Pero esta habilidad no es única en el ser humano.

 “Los perros pueden aprender las palabras que son relevantes para ellos y a menudo usadas por sus dueños para dirigirse a ellos. Las palabras para felicitarles son un ejemplo”, recalca a Sinc Anna Gábor, una de las autoras del trabajo e investigadora en la Eötvös Loránd University de Hungría.

En conclusión sencilla:“Los perros pueden aprender las palabras que son relevantes para ellos y a menudo usadas por sus dueños para dirigirse a ellos”

En la realización de  este estudio  entrenaron 13 perros que se mantuvieron inmóviles para realizarles una resonancia magnética cerebral. Los científicos pudieron así medir la actividad cerebral de cada perro al escuchar las palabras de su entrenador (de elogio o sin significado para ellos, combinando entonaciones de elogio o neutras).

El estudio indica además que en las mascotas son los elogios los que activan el sistema de recompensa del perro –la región cerebral que responde a todo tipo de estímulos placenteros como la comida, el sexo, o las caricias– solo cuando palabras y entonación de elogio concuerdan.

IMG-20160303-WA0013

Algunas personas sospechamos, yo así lo pienso, que  también sus ladridos tienen un proceso cerebral  desde la  traducción auditiva “guau guau”  queriéndonos  decir con ello “te quiero” o “juega conmigo” o…

 C9NsemNWsAA4x4l

17904178_795260720629008_7641144143338187233_n

 

Related News

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies